Algunos remedios naturales te permiten tener dientes mas blancos aprovechando las características de las pastas abrasivas especiales, algunas plantas o hierbas particulares que se adoptan para tratamientos de bricolaje. Por tanto, aprovechamos agentes blanqueadores clásicos que eliminan las manchas que han aparecido en los dientes. Un ejemplo es el que proviene de la salvia fresca: basta con frotar algunas hojas en la superficie más externa de los dientes para obtener los primeros resultados visibles. En el mercado, pues, se pueden encontrar numerosos productos ad hoc, en forma de mascarillas, sprays, tiras autoadhesivas, geles o pigmentos fluorescentes.

Los efectos de los agentes blanqueadores.

Debe tenerse en cuenta, sin embargo, que en algunos casos los agentes blanqueadores pueden tener contraindicaciones o algunos efectos secundarios: por ejemplo, inflamando las encías o irritando los dientes. Por este motivo, no se recomiendan para personas que tienen problemas. hipersensibilidad gingival y dental; tampoco deben ser utilizados por niños menores de 14 años ni por mujeres embarazadas.

¿Por qué los dientes cambian de color?

El color blanco de los dientes tiene muchos enemigos: entre ellos se encuentran, por ejemplo, los enjuagues bucales a base de clorhexidina, humo de cigarro, envejecimiento y diversos alimentos. Basta pensar en los pigmentos alimentarios que se encuentran en el vino tinto, los de la espinaca, los presentes en el regaliz, los del té y los del café; pero también hay muchos otros productos, incluidas las bebidas, que contienen tintes artificiales de donde surgen las mismas consecuencias. También cabe destacar que normalmente el color de los caninos es más intenso que el de los demás dientes.

Esmalte de dientes

los esmalte de uñas es traslúcido, mientras que las tonalidades de los colores de los dientes dependen de la dentina, pudiendo ser amarillentas, rojizas o grisáceas. El esmalte en sí, en cambio, es resistente, pero a la vez poroso: por eso puede ser atravesado por partículas y sustancias que corren el riesgo de provocar una cambio cromático. Además, hay que tener en cuenta el color amarillento del sarro, que representa la evolución del depósito de placa dental provocado por una higiene bucal inadecuada. Y así, ya sea por las partículas coloreadas de bebidas y alimentos, o por la falta de una adecuada limpieza de los dientes, el color blanco de la sonrisa se convierte en un recuerdo lejano.

Escalada

El primer remedio al que recurrir está representado por un escala profesional, que sirve para eliminar los depósitos de sarro por los que se compromete la blancura de los dientes. Entre otras cosas, el escalado no solo sirve para que los dientes se vean más hermosos, sino que también juega un papel valioso. acción preventiva, reduciendo las posibilidades de desarrollar enfermedad periodontal o gingivitis, que pueden ser una fuente de mal aliento.

El tratamiento blanqueador

Una vez realizado el raspado, se puede proceder a un tratamiento de blanqueamiento, realizado con diversas técnicas. En la mayoría de los casos, se utilizan agentes blanqueadores que contienen un alto porcentaje del ingrediente activo. Normalmente el costo de una sesión de blanqueamiento nunca es menos de 300 euros, con una duración aproximada de una hora. Durante unas horas después del tratamiento es posible que se perciba cierta sensibilidad dentinaria, que sin embargo está destinada a desaparecer en poco tiempo. los tonos de color de los dientessin embargo, también dependen de características genéticas (un poco como el color de los ojos y el cabello): simplemente, algunas personas los tienen un poco más blancos que otras porque son más afortunados.