Muchas personas toman suplementos dietéticos, aproximadamente el 50% de los adultos. Pero antes de comenzar a tomar suplementos, ¿qué necesita saber?

¿Qué son los suplementos?

Los suplementos son:

  • Productos que complementan la dieta general. (Fuente)
  • Un concentrado de nutrientes que influyen tanto a nivel nutricional como psicológico.

Los suplementos están disponibles en forma de tabletas, cápsulas, polvos y otras formas.

¿Qué tipos existen?

Existen varios tipos de suplementos, divididos en las siguientes categorías:

  • Vitaminas y provitaminas: ácido fólico, vitamina C, vitamina E, vitamina B.
  • Macro y oligoelementos: calcio, magnesio, hierro, cromo.
  • Carbohidratos: polímeros de glucosa y fructosa.
  • Flavonoides: polifenoles ,caroteno, licopeno.
  • Extractos de plantas: extractos de granada, arándano, etc.
  • Enzimas: enzimas que descomponen los azúcares y las proteínas, como la lactasa.
  • Vitaminas sustancias vitamínicas tales como los flavonoides , la coenzima Q10.
  • Aminoácidos y derivados: L-arginina, taurina.
  • Minerales: sílice, dolomita.
  • Otros suplementos dietéticos: contiene elementos naturales como té vede, L Carnita, etc (Fuente).

¿Son indispensable?

Si tiene una dieta equilibrada, probablemente no necesite ningún suplemento. Sin embargo, puede suceder que en algunas etapas de la vida como el crecimiento, el embarazo y la lactancia o simplemente a medida que envejecemos, necesitemos tomar más vitaminas, minerales, oligoelementos y similares. Algunas enfermedades, intolerancias (lactosa, por ejemplo), algún tipo de dieta (vegana, por ejemplo) o un consumo elevado de alcohol o tabaco pueden provocar la deficiencia de algunos nutrientes. Algunos suplementos también pueden aliviar los síntomas de algunas enfermedades.

Bueno saber

Antes de tomar cualquier suplemento, es mejor hacerse un análisis de sangre y verificar los resultados con su médico. Si obtiene suficientes nutrientes a través de su dieta, no necesitará tomar suplementos.

¿Cuánto deben tomar?

Las sustancias contenidas en los suplementos tienen un impacto en el organismo: afectan el metabolismo, la división y el crecimiento celular.

Es por eso que ingerir cantidades mayores de las permitidas podría ser perjudicial. (Fuente). Por ejemplo, en el caso de las vitaminas, un exceso de vitamina A puede causar problemas en la piel y el hígado, mientras que tomar demasiada vitamina C podría alterar la digestión y producir cálculos renales y, nuevamente, tomar demasiada vitamina K puede disminuir el efecto de anticoagulantes.

¿Dónde pueden ser comprados?

Los suplementos ahora se encuentran en casi todas partes: en el supermercado, en la farmacia e incluso en la tienda, incluso si en el caso de algunos suplementos, las sustancias que contienen son de baja calidad o la cantidad es incorrecta. Se debe prestar especial atención a los extractos de hierbas, ya que pueden tener efectos negativos en ciertos procesos corporales. Por eso es recomendable comprar suplementos solo donde también pueda pedir consejo, como en la farmacia.  

¿Qué dice la investigación?

Numerosos estudios han demostrado que la ingesta de complementos alimenticios preventivos no aporta ningún beneficio para la salud y no garantiza que vivirá más tiempo. De hecho, sucede exactamente lo contrario porque si toma demasiados suplementos y no tiene una deficiencia real de nutrientes, puede haber problemas de salud.