El bienestar mental estrellas está estrechamente relacionado con el estado de la salud física , hay muchos estudios y pruebas que han demostrado la importancia de encontrar el equilibrio interior perfecto entre cuerpo y mente para disfrutar plenamente de los placeres de la vida. 

Cuando nos sentimos deprimidos tendemos a dormir menos, nos falta energía y ganamos peso, por el contrario, si por alguna razón ganamos peso, nuestra autoestima baja, nos sentimos menos atractivos y menos seguros.

El deterioro del bienestar mental a menudo surge de una sensación de insatisfacción con uno mismo que alimenta los niveles de negatividad y disminuye las ganas de cambiar, por eso es importante trabajar en uno mismo para aceptarse a sí mismo, tener mayor confianza y autoestima y afrontar mejor cualquier situación. cambio.

La autoestima juega un papel fundamental en la consecución del bienestar mental y físico, no todo el mundo lo sabe, algunos necesitan entrenar su autoestima aumentando la confianza en sus propias posibilidades. 

¿Qué hacer para sentirse bien consigo mismo?

Si está claro que el bienestar mental repercute en el bienestar físico, es importante empezar a trabajar en lo que está mal, mejorando algunos aspectos de uno mismo y de la forma de afrontar la vida cotidiana. A continuación se ofrecen algunos consejos útiles.

Buscar y cultivar nuevos estímulos

El bienestar psicológico está ligado a su potencial y recursos, cada uno tiene un talento que necesita ser cultivado. Vivir en un entorno estimulante facilita las cosas, pero también se pueden buscar estímulos fuera de la propia familia y esto conduce a una sensación de libertad e individualidad. 

Recompénsate

No solo criticar, es importante saber gratificar y poder ver los méritos, no debemos detenernos solo en una lista de juicios y adjetivos negativos. 

Puede ser útil hacer una lista de todos los bandos ganadores y tus recursos que te han sido de utilidad para afrontar los momentos más difíciles de la vida.

Imagina y observa

El cerebro piensa en imágenes , soñando despierto, fantaseando, ayuda a abrirse a nuevas posibilidades y a acercarse al cambio. 

Además, debes detenerte y observar tu vida y las cosas que van mal, tomar nota de los sentimientos que sientes en el período de cambio y decidir qué hacer para dejar atrás los viejos pensamientos, superar los miedos y acercarte a los nuevos.

Aprecia las pequeñas cosas

Todos los días tienes que aprender a apreciar las pequeñas cosas que te hacen sonreír, ya sea un paseo junto al mar, una pared para pintar, una cena con amigos. Además, los cambios se realizan en pequeños pasos, incluso cambiando un hábito como el bar habitual o la calle habitual, puede ayudarte a salir del círculo vicioso de la rutina y el aburrimiento.

Practica deporte y come bien

Hacer actividad física produce efectos beneficiosos tanto en la salud física como mental, varios estudios han demostrado cómo el deporte previene la aparición de ansiedad, estrés y depresión.

Además, la comida también afecta la salud mental, y varios estudios han demostrado que comer comida chatarra aumenta el riesgo de agresión y depresión.

Construyendo relaciones sociales 

Establecer y mantener buenas relaciones sociales ayuda a mejorar el bienestar mental, porque te permite responder a la necesidad de cohesión en momentos en los que te sientes demasiado solo y melancólico.