Para aquellos que son nuevos en el mundo del buceo, puede ser útil saber cuánto tiempo antes de poder comer antes de bucear, pero también qué alimentos preferir y cuáles evitar.

No son pocos los buceadores que, en previsión de una inmersión, deciden no desayunar por la mañana porque al hacerlo tienen la sensación de estar más ágiles y ligeros.

Sin embargo, este es un grave error que no debe cometerse, especialmente porque cada inmersión presupone una gasto calórico significativo, debido a la energía que se quema para mantener el cuerpo caliente.

Además, no debemos olvidar que los movimientos que se realizan bajo el agua requieren un mayor esfuerzo físico: por ello, entre los alimentos que deben ser favorecidos por los buceadores se encuentran aquellos con un alto contenido en proteínas, nutrientes que son esenciales tanto para asegurar el correcto funcionamiento de los músculos como para reconstruir la masa.

¿Qué debemos comer, entonces, Desayuno?

El consejo es favorecer el yogur con cereales, optando también por tostadas con un poco de fruta o, alternativamente, huevos.

Todos estos alimentos garantizan un ingesta constante de energía, y así proporcionar las calorías necesarias para convertirlas en energía.

Evidentemente conviene no excederse, sobre todo por lo que se refiere a las proteínas, o el riesgo que se corre es el de sufrir un fenómeno de deshidratación.

los requerimiento diario de proteína a lo que hay que adherirse es igual a 0,8 gramos por kilo de peso: no se recomienda superar este límite, además porque un desayuno más abundante de lo necesario puede provocar mareos en sujetos con un poco más débil de estómago.

No debe descuidarse, entonces, la importancia de los líquidos: el agua es fundamental, pero los zumos de frutas también son buenos. Si es posible, sería recomendable no beber zumo de naranja, que se caracteriza por una cierta acidez que, incluso en este caso, podría resultar problemático para los estómagos más sensibles.

Entre una inmersión y la siguiente no está mal darse el gusto un bocadillo, siempre que espere al menos dos horas después de comer: el cuerpo, de hecho, no debe sumergirse en el agua si aún no ha digerido.

No hay riesgo de congestión por un refrigerio, pero ciertamente si buceas inmediatamente después de consumirlo puedes sentir calambres, si no un estado de malestar general.

¿Cuáles son, entonces, los snacks más adecuados además de los bares?

En cuanto al desayuno, la fruta y así están bien yogur, junto con cereales. Hay quienes piensan que el plátano en el mar trae mala suerte, pero más allá de esta linda creencia vale la pena tenerlos siempre a mano para aprovechar el contenido de potasio.

No son buenos, sin embargo, bebidas energizantes, ya que contienen sales superfluas y demasiados azúcares. Debemos prestar algo de atención, entonces, a bebidas alcohólicas y café, que son fuente de posible deshidratación también por su efecto diurético. Finalmente, antes de bucear es bueno evitar consumir leche, debido a la duración de los procesos que son necesarios para digerirla, sobre todo si se acompaña de alimentos sólidos.